lunes, diciembre 21, 2015

Crónica menuda de una noche en Kaos

¡¡En Cao, en Cao!! Que aquello pertenecía al súperagente 86.

La despedida en la puerta del bar fue a las 23 en punto. Se habían evaporado sin percibirlo casi tres horas de charla intensa, desde que nos encontramos a las 20:10/15 mycolorbuttons y akahige-nide. Diez minutos más tarde se sumaba la debutante fionori, usuaria becera desde el día dos de esta primavera.

Acompañados de porrón de cerveza, gaseosa,  chopp de sidra, una decena y media de libros, liberados por etapas casi todos, dimos en conocernos, explicar el funcionamiento, algunas anécdotas beceras, actualizar nuestro mundo diario, al tiempo de advertir cómo se iba llenando el cálido y acogedor establecimiento, con grupos no titubeantes en suministrarse aromáticos manjares o apuestos quesos caseros en tablas surtidas con sardinas y tomate, berenjenas en escabeche, palmitos en rodajas. A las 22 no había mesas disponibles, recordamos la profecía nahirbengoena y nos prometimos que la próxima vez de reunirnos allí acometeríamos los comestibles, tan suculentos y atractivos se mostraban.

La cuerda parlanchina aflojó a las 22:50 y anunció el inminente cierre de un grato encuentro.

1 comentario:

Marian Ro dijo...

esta descripción me dejó con ganas de encuentro becero